Cuidado con el ácido de las baterías.

La batería está compuesta por diferentes gases y ácidos, por lo que es obligatoria una correcta protección a la hora de manipularla. Estos son los componentes que podemos encontrar dentro de una:

Ácido sulfúrico (H2SO4): líquido aceitoso, que no es combustible pero sí muy reactivo, concentrado y cuando está caliente es oxidante.

Sulfato de plomo (PbSO4): esponjoso y con poca conductividad eléctrica, pero muy tóxico.

Peróxido de plomo (PbO2): calentado desprende oxígeno, convirtiéndose en minio.

Hidrogeno (H2): gas incoloro, inodoro e insípido.

Es importante saber que elementos tiene una batería para un correcto manejo y manipulación de la misma.